jueves, octubre 19, 2006

Condena Arabe


Es que me enviaron este chiste por imeil y lo encontré bien gracioso.

----
Acevedo Vilá, Pedro Rosselló y Luis Fortuño están de visita en Arabia Saudita y resuelven tomar una dosis de whisky, cuando la policía aparece y los aprende.La simple tenencia de bebida alcohólica ya es una ofensa grave en Arabia, ylos tres son sentenciados a muerte, en un juzgamiento sumario.
Entretanto, después de varios meses y con ayuda de buenos abogados, estos consiguen que la sentencia de muerte sea transformada en prisión perpetua.

Por un capricho de la suerte, en el aniversario de Arabia Saudita,
el benevolente Sheik resuelve disminuir mas aun la pena y decreta que los mismos podrán ser liberados después de recibir 20 latigazos cada uno.

Cuando se estaban preparando para el castigo, el Sheik anuncia:

"Hoy es el aniversario de mi esposa, y ella me pidió para permitir que cada uno de ustedes tengan un deseo antes de el castigo".

Acevedo Vilá fue el primero de la fila, pensó un poco y pidió: "Por
favor, amarren 2 almohadas en mi espalda". Así fue hecho, pero las almohadas solo duraron 10 latigazos antes de completar el castigo y cuando todo terminó este tuvo que ser cargado sangrando y con mucho dolor.

Rosselló, listo como siempre, vio lo que había ocurrido con Acevedo
Vila, y pidió: " Por favor, amarren 4 almohadas en mi espalda".. Aún, así, después de los 15 latigazos, las almohadas no soportaron, y Rosselló fue llevado sangrando y maldiciendo lo ocurrido.


Le llegó el turno a Luis Fortuño, y antes que pudiese realizar el
pedido, fue interrumpido por el Sheik:
Tú eres de un país, pequeño, pero bello, de gente linda. Yo adoro tu
Isla, y te voy a agraciar con dos pedidos antes de tu castigo".

"Gracias su alteza, dijo Fortuño. En reconocimiento a su bondad, mi
primer deseo es que yo reciba 100 latigazos y no 20 como estaba previsto, pues yo me siento culpable por lo que ha ocurrido".

A esto el Sheik respondió: Además de ser un hombre honrado y gentil, usted también es un hombre valiente. Que así sea!!". "Pero cual es tu segundo pedido? preguntó el Sheik.

A lo que Fortuño complementó:

"Quiero que amarren a Rosselló a mi espalda".

3 comentarios:

carol dijo...

jajajaj esta bueno el chiste

J. Colon-Bilbraut dijo...

Shalalaaaa!

Alexander Allen dijo...

Que kbrn está ese chiste!!!! Jamás y nunca me imagine el final!!! Se lo voy a mandar a toa' la base y pal norte pa' Taji también!!! QUe risa!!! lol