lunes, febrero 12, 2007

Un día normal...con mi esposa...

Desde que regresamos el viernes 2 de febrero han ocurrido unas cuantas cosas graciosas y otras extrañas.

Los otros dias mi esposa tomó el elevador del apartamento donde vivimos, para salir de compras. En el trayecto se montaron una pareja de ancianos koreanos y al verla, luego de las inclinaciones de rigor, le preguntaron de dónde era. Ella orgullosamente les explicó que era puertorriqueña. Al salir del elevador y el condominio, el anciano varón siguió caminando a su lado y preguntándole sobre Puerto Rico, entre ellas nuestra relación con EU. Mi esposa corta ni perezosa, le dice que eramos una colonia de EU, similar a cuando ellos fueron invadidos por Japón. El anciano dio un brinco de asombró e incredulidad y abrió los ojos como dos bombillas de 75 amperes y le preguntó asustado, si entonces eramos esclavos de los americanos. Ella tuvo que aguantar la risa y corregir la metía de pata. Luego de la aclaración él le dijo que había entendido y ambos siguieron su camino. El anciano se fue cabizbajo.


Ayer tomamos el metro para ir a Itaewon y dar un paseo por los kioscos de venderores de recuerdos y muebles viejos con historias de antiguedad inventadas. Al salir del tren, nos detuvimos un rato en la salida de la estación del "subway", para escuchar a unas niñas koreanas que cantaban coritos religiosos en ingles. Luego de recibir la santificación y el perdon espontáneo, que creemos ocurre cuando aportamos unas cuantas monedas para ayudar al esparcimiento de la Fe, subimos la escalera de casi 100 escalones y salimos hacia la calle. De momento, veo a una mujer como de unos 25 años tomándole fotos a unos carteles que estaban pegados en la baranda de las escaleras, para luego proceder a arrancarlos. Como pensé que estaba limpiando el área y además estaba enseñandole a mi esposa los sitios que frecuentaba, no le presté mucha atención sobre que anunciaban los carteles. Cruzamos y continuamos caminando por los alrededores, mirando kisocos de maletas y carteras falsas de Louis Viutton (aunque mi esposa no se dió cuenta, vi como le brillaban los ojos y ponía cara de éxtasis, cada vez que pasaba frente a una de ellas).

Luego de un rato, ya cansado del hostigamiento de los sastres-vendedores a comisión y de decirles en más de 100 ocasiones-"No,thank you, no that's ok, no, I am just walking around,etc..." , nos topamos otra vez con la arranca-carteles. Ahi noté que los papeles que rompía, era un anuncio promocional de un show de Dragas, que se ofrecería esa noche en una bar local. Luego de leerlo y ejerciendo el derecho al asombro, empecé a gritarle a mi esposa, a lo bien boricua parcelero, sobre que trataba el show. La mujer me miró con cara de furia, le volvió a tomar fotos a los carteles y continuo rompiendo los anuncios como si fuera un fariseo indignado, quien rasga sus vestidos ante la afirmación de que Jesús es el hijo de Dios. Yo le puse cara de miedo y aligeré el paso con tal de que la ofendida no me fue a entrar a bofetas alli mismo. Mi esposa en solidaridad y defensa mia estaba en la otra esquina riéndose de mí. Cuando me alejé a una distancia razonable y segura, seguimos con la cara de que esto no es conmigo e imaginamos algunas historias con las cuales llegamos a varias razones del por qué de su coraje, entre ellas, que era parte de la producción y los socios le hicieron un rancho dejándola fuera del espectáculo o que en el beauty se acababa de enterar que su novio o marido era la draga diva del show, pues se notaba molesta y muy ofendida.

Para calmar los nervios invité a mi esposa a un hors d'oeuvre bien exótico y elegante. La llevé a comer un kebab de cordero, en un come y vete que hay en la acera de la avenida principal del área. Como le expliqué a mi consorte, que en ocasiones actúa como si fuera una madre regañona, comer en ese kiosco es una oportunidad de experimentar de cerca la cultura koreana y extranjeros, que siempre caminan de prisa por el sector. Como no hay mesas ni sillas, comes en la acera y si no te sales del medio, la gente te lleva enredao. Además no venden nada de beber, osea, te tienes que comer el kebab a las rocas. Al menos comimos afuera. Me pregunto si eso es el equivalente a una cena del día de San Valentín.

Al cabo de par de horas caminando y cuatro pies hinchados, mi esposa entró a un mini centro comercial de "souvenirs", carteras (como si las dos horas que paso mirando no fueran suficiente) y otros artículos que nunca hacen falta, para verificar si tenian pantallas para la nariz. Yo decidí quedarme en la acera para ver a la gente. Pasar las horas observando lo que ocurre a mi alrededor y el de los otros, es una extraña aficción que me viene, desde que note que existía y que podia pensar.

Como ví que no regresaba, entré a buscarla y la encontré hablando con un vendedor de origen egipcio, quien al verme dio un brinco de asombro y alegría. Su versión para justificar la contentura, fue que me confundió con un amigo que estaba en Italia. Estuvo un rato hablándome del fulano y cuanto nos pareciamos, que terminó regalándole una pantalla a mi esposa, porque yo le recordaba a su amigo. Yo me puse nervioso, porque sentía que despues me iba a obligar a que le comprara una alfombra Persa de unos cuantos miles de billetes (son realmente bien caras). Yo como soy una víctima fácil de los vendedores, varios minutos más, posiblemente hubiese terminado comprando la alfombra a tarjetazo plástico, junto con un kit para bendecirla, despues que el vendedor me convenciera facilmente de que podría volar sentado en ella. Desde que una vez en Puerto Rico, salí a comprar un paquetito de azucar y regresé cuatro horas despues con la embrolla de un carro nuevo, mi esposa no me deja salir a hacer compras sólo.

Me confieso, Yo soy el peor comprador y negociador en cuanto a mis asuntos se refiere. Soy de los que me rindo voluntariamente a los pies de hasta un vendedor de chicles de cajita. Cuando es cuestion de compras me paro como un niño tímido y asustadizo tras la espalda de mi compañera. Yo estoy casi seguro que en otra vida ella fue un comerciante de esclavos o algo así.

14 comentarios:

TheBlogMachine dijo...

jAJajajAJjajAJjajAjaj me encanto la historia... :)

Y lo de la y cara de éxtasis... es bien fácil notarla ajJAjaJAj

Chiko Lopez dijo...

Ay C, como me encantan leer tus posts. La verdad es que me transporte hhehehe. Oye la escalera esa de 100 escalones es la que suben en la novela de My Lovely Kim San Soon? Si es esa, OHHHH mYYYYYY GOD!!!
Cuanto tardaron en subirla???? wow

Me encantan que salgan a experimentar la verdadera Corea.Te cuento algo curioso, mis cunadas turcas no podian creer que uno de mis platos favoritos era arroz pilaf pero del que venden en la calle, ese que el tipo con sus manos sin guantes coge el pollo y lo desmenuza y el arroz sighhh con garbanzos ay yo no se C, pero algo tenian o las manos o la forma en que el arroz me esperaba horas en el carrito, pero aquello sabia a GLORIA!!! heheh todo servido con su Ayran, que es yogurt mas aguadito con sal y menta, mamma mia heheheh.

Oye C, te tengo varias preguntitas, en una de las series, creo que en la de My Lovely Kim Sam Soon, la hermana de ella sale con el Executive Chef del restaurante y van a un local bien raro, es una mesa rectangular, parecida a una barra, pero no hay nadie adentro, sino que hay unos rotos, cuadrados con sus divisiones y adentro hay unos palos de pincho al reves y tienen una cosa entrelazada, no creo que sea pollo. Pero la cuestion es que ellos halan el pinchito del cuadrito ese que quizas tiene aceite o agua hirviendo I am not sure. Ya le trate de explicar a mi hermanita coreana pero como ella no sabe mucho ingles no me entiende.
Cuando tenga una foto la pongo en mi site para que me averigues.
Ahhh y no salgas de shopping solo hahahahah va y regresas con otro carro mas. :)
Un fuerte abrazo para los dos,
Madeline

Aníbal dijo...

C,

Este post me ha gustado muchísimo. Tienes un lector fiel nuevo...

Raul Jose dijo...

Jajajaja, mano te entiendo al 100 en eso de los vendedores. Yo, por eso, he optado por comprar en internet. Cuando me veo obligado a comprar en tiendas, espero a que l@s vendedores/as se larguen y entonces busco lo que quiero. Hay veces que para no bregar con l@s vendedores/as me voy sin encontrar lo que buscaba.
Eso se me quito un poco hace par de años por que tuve una novia cubano-americana que me enseñó el valor del dinero jajaja. Así aprendí a decir que no...aunque después me quede pensando ajajaja.
Tengo que admitir, sin embargo, que nunca he salido a comprar azucar y he llegado con un carro nuevo. Ya entiendo a tu esposa.

Oye lo más que me intriga de la señora que arrancaba los posters es por qué les sacaba fotos. Sería que ella no quería l@s demás lo vieran pero quería guardarlos para hacer un collage jajajaja.

Samuel dijo...

Por lo menos tienes alguien que te "baquea" tus debilidades. Saludos.

Kahlúa Macarena dijo...

"esclavos de los americanos" jajaja... buena. (things that make you go 'hmmm'...)

"Desde que una vez en Puerto Rico, salí a comprar un paquetito de azucar y regresé cuatro horas despues con la embrolla de un carro nuevo, mi esposa no me deja salir a hacer compras sólo." lol ¡ay, me muero...!

C dijo...

theblog...

es que se transforma, lo mismo pasa cunado ve zapatos. Gracias a Dios que no habla el idioma, aunque en realidad eso no es impedimento para ella.

chiko
para subir escaleras aqui, hay que entrenar. Aunque Seul es una ciudad rodeada de montañas, los sitios nuevo son en lugares planos. Las áreas más viejas tinen escaleras por todos lados. Ahh y las estaciones del metro, son escaleras y mas escaleras, aunque en lagunos hay eléctricas.

La comida que mencionas se llama "o-deng". Es una especie de bizcocho de mariscos como si fuera "Crab meat" y se cocina en agua. Hay otra variedad que se frie en aceite a fuego lento. El primero se come en las sopas o en pichos como mencionas. Sabe sabroso y lo puedes comprar a lo largo del camino. Vale como .50 a .75 centavos. En este blog te explica mucho mejor: http://www.zenkimchi.com/FoodJournal/2006/03/street-food-2-fish-noodles-on-stick.html

Luego pondré las fotos del bulgogi que nos comimos en Itaewon.

Anibal
Siempre bienvenido, espero sigas mejor...

raul jose
es que comprar aqui, es todo una actividad de logística y estrategias de persuasión. Yo soy un fracaso en ambas. La mujer debe todavía estar sufriendo que como quiera deieron le espectáculo. De seguro es seguidora de Morality in Media y Vivificat, jajaja!

Samuel
Con esa mujer voy a toas' como dice el residente calle 13...

kahlúa
fijate, pensándolo bien...aun los esclavistas tenian la obligación de mantener su inversión en un estado razonable de bienestar y salud...

la cosa es que hacía menos de un mes había saldado el carro anterior.

carol dijo...

hahahahaha buen post

Chiko Lopez dijo...

ERES EL MEJOR!!!!!!!!!!!!

Ciudadanoem dijo...

Mi mujer no me deja hacer compras sólo; dice que soy un desastre, que se me olvida todo, y demás...

Alecksya dijo...

cuidado con los karatazos! o golpes de karate! quien quita y la chava es hija en cuarta generacion de Bruce Lee, a mi me daria miedo vivir por alla.... aunque los coreanos que viven aca son bien pacificos y como decimos aca, meros muditos, jajajajajajajajajaja

Yo de compras? hace unos meses me puse a hacer un analicis de mi estado financiero y llegue a la conclusion que gaste y gaste y no tengo absolutamente nada! por lo menos tu compraste un auto, yo ni eso! :(

Lo bueno es que soy administradora jajajajajajajajajaja

C dijo...

Carol
Gracias, cada vez que veo un edifico me en construcción con un diseño elegante, me acuerdo de ti y de lyllia. Tienes que visitar el web site del nuevo acuario de Taiwan, Lo ví en Discovery Asia, que es el dan aquí.

Chiko
No se te ocurra preguntarle a tu hermanita korean, si ha comido carne de perro, que hay personas que se ofenden mucho, y con razón. La comida koreana es sabrosa...y en especial la que se consume en los kioscos (pojangmacha). También existe la comida real, que era la que consumían los reyes, pero esa la vende en los hoteles...

ciudadanoem
dimelo a mí, lo único que voy a compara sólo, es mi ropa y los regalos para ella, porque si le hago caso a mi esposa, me viste como si fuera su abuelito, jajaja

Alex
Aquí también son gente muy pacífica, comparado con otors lugares. Al andar en la calle simepre me siento muy seguro, aun cunado hay alguna protesta en la calles. Si veo alguna, me voy para el otro lado, pues no es mi intención convertirme en noticia internacional.

Mi problema es que aunque no tenga nada (que es casi siempre), gasto como si tuviera mucho...jajaja!

Lyllia dijo...

Jajajaja! Me imagino que utilizaste el azucar para *endulzar* la nueva compra. Al parecer, ustedes los hombres estudian economia en la misma escuela. Mira que he tenido que dejar de mandar a Ares a hacer compras. La ultima vez, le pedi que me trajera un escoba y llego a casa con $200 en compra. O_o

Me encanta cuando escribes de tus experiencias en Korea. Voy apuntando para cuando tenga la oportunidad de visitar ese pais con mi asiatico predilecto. Oye, mira a ver si el gobierno te pasa unos $ por la campaña de turismo cibernetica. Jajaja! BTW, extraño las muchas fotos que tomabas antes. Como esta el dragon esplendido aquel, el que todavia me tiene enamorada?

Voy a ver si encuentro el acuario...

C dijo...

Lyllia

es que a mis composición genética no trajo el cromosoma para hacer compra. Cunado compro ropa trato de escoger lo mismo, pero en diferentes colores, cosa de variar un poco. Lo de Ares no es nada. Mi compadre fue un dia a hacer compra y llegó a la casa con una caña de pescar, aunque el nunca va a la playa ni por accidente.

Estoy por poner las fotos.

El acuario se llama Churaumi y es en Okinawa, no Taiwan. El enlace es este: http://www.chample.tv/churaumi/index_en.htmle