sábado, abril 28, 2007

Cuando los hombres... "livin' la vida loca"

¿Y quien dijo que tener que usar Viagra es una desgracia?

Mi friend, estuve una semana en Daegu tomando dos entrenamientos de trabajo, uno latoso pero bueno para mi resume y otro que me servirá de resgualdo en caso de divorcio o viudez, despues de los cincuenta y pico de años . El último, el cual es la razón de este post, fue impartido por los otros cuatro compañeros del curso incluyendo al profesor, quienes mediante la técnica de la narración y talleres para conquistar "honey love" (esbeltas mujeres de 22 a 35), compartieron sus fantásticas historias de amor, divorcio, sexo y su "single senior citizens life-style after marriage". Si Ricky Martin (the spanish guy - como me dijo la chica del café) cantara una versión para los adolescentes "over fifty-five", de seguro la pone en los top- twenties en los primeros tres días.

Durante los descansos del curso formal, aprendí que la vida loca, empieza después de por lo menos tres matrimonios. Si estos han sido con mujeres de diferentes nacionalidades, mucho mejor, pues esa experiencia te ofrece mas perpectivas sobre qué es lo que quieren las mujeres, de nosotros los hombres de corazónes bondadosos - según testimoniaba uno de los sabios ancianos del Ónfalos de Delfos, con cigarrillo en mano y víctimizado por el tormentoso pasado, de haber estado casado con una mujer controladora.


Otro nos explicó (los estudiantes del curso "livin la vida loca" eramos un chamaco koreano de treinta y ocho años y yo de cuarenta y dos) que su vida matrimonial, fue un JAK - esposas japonesa, americana y koreana. Luego de esa tripleta, se convenció que la palabra matrimonio es pecado y de comerterlo, de seguro te reserva un asiento de primera fila en el infierno. Ahora tiene una "honey love" filipina de cuarenta y siete pero aún en buenas carnes. Una relación a distancia de un pasillo y dos puertas, que se podría clasificar como una unión de hecho, según la enmienda del Código Civil que se esta discutiendo en estos dias por los ilustradísisisisimos legisladores, de nuestro enmarañado pais.

Era gracioso ver como el muchacho que ya esta próximo al retiro, inflaba el pecho y mostraba su plumero, como un gallito kikiriki listo para empollar gallinas viejas, cada vez que veia una muchacha de menos de treinta y cinco primaveras caminando por los alrededores. Actuaba como un adolescente con una sobresosis de viagra.

Un gringo vaquero, quien desea con ansias locas que su esposa koreana le de el sí, a su ofrecimiento de divorcio, incluyendo mitad de la pensión, casa completa y carro, recibio también sabios consejos del gallito. El más importante fue, que jamás se ofrecen tantas dadivas en un proceso de divorcio. El entendía que su insensatez era producto del maltrato y el desespero, pero es de sabios mantener la boca cerrada y jamás ofrecer incrementos de pensión alimentaria en no más de un cinco por ciento por pedido. Hubo procedimientos de cálculo, derivadas y ecuaciones diferenciales al infinito, para explicar el proceso de la división de bienes. Luego de esa lección magistral, el vaquero acordó, elevar plegarias a Dios y a Buda, diariamente - cosa de redoblar esfuerzos - para que tan pronto su hija menor cumpla los dieciocho años, su esposa le conceda ese milagro de amor. Su única preocupación es que la hija esta próxima a convertirse en "meat party", para los soldados de ese lugar, si no hace algo más productivo que parisear, parisear y parisear.

Una de las técnicas que mostraron, sujetas a un feliz divorcio, es inflar pectorales caidos, trincar los biceps, dejar caer los palpados y guardar silencio, cosa de poder enfocar bien, cada vez que se acerque o pase frente a un grupo de "single seniors", una agassi mostrando dotes que merecieran ser admirados. Aquellos seres se transformaban cada vez que una mujer pasaba cerca. Confieso que también tuve que guardar silencio, meter barriga e inflar pectorales para ser solidario con su causa.

En resumen, ví como aquellos muchachones, le daban gracias al grupo de químicos que inventaron la viagra, pues con esta y una cartera inflada, el mundo del amor comprado los espera en las playas de Filipinas, Guam y Tailandia para el disfrute de su retiro laboral e inicio a la vida loca "over the fifties."

9 comentarios:

Vitin dijo...

"Livin la vida loca, over the fifties".

Jajaja...

Eso esta como para hacer una telenovela varonil.

BTW: Quedo cool el vídeo.

Alecksya dijo...

jajajajajaja mi querido C, que buenas lecciones has aprendido.


Pero es cierto, los hombres mayores son mucho mas galantes que los jovenes, en mis escasos 25 años, algunos de los hombres que me han pretendido en su mayoria han sido mayores que yo. El ultimo tenia 39 y cada vez que me veia, metia todito el pecho y hasta se pasaba la mano por la barriga de arriba a bajo. Pero eso si, todo un amor de gente.

C dijo...

vitin

la cosa es que podemos nosotros llegar a eso

alecksia
ellos estaban tan feliz, que decian que aunque fueran sus ultimos años de vida, pero querian pasarlos como si fueran nenes de 18, jajajaja.

Alecksya dijo...

jajajajaja mete y saca, no se porque pero esas palabras vinieron a mi mente.

Oye, y de que edades estamos hablando que tenian los señores? eran koreanos tambien?

No me imagino a un koreano mayor metiendo panza y coqueteando. No se, me los imagino a todos como el señor Miyagi de Karate Kid. jajajajajajajaja

Con ese viejito talvez lo pensaria... jajajajajaja naaaaaaaaa mentira! !

Decia mi mama, que los viejitos tenian un olor a rancio, ahora que mis tios estan viejitos y cuando los veo los abrazo como si fueran chiquitos, les siento el olorcito a moho. jajajajajajajajajaja que mala! ! lo bueno es que los amo con todo mi corazon.

Un beso, chulo.

Alecksya dijo...

Oyeee mira, estoy en pleno lunes 30 a las 10.10 de la mañana y como arte de magia, estoy comentando en martes 1 de mayo!!! que mal, estoy trabajando en dia feriado. Tengo que hablar con mi jefe.

jajajajajajajaja Se nota que no tengo nada que hacer?

C dijo...

Alecksia

Son gringos, el koreano más joven que habian solo escuchaba y se reían, aunque también tuvo que inventarse una historia.

Bueno el gallito creo que tiene sesenta y se retira en unos meses. Los otros, más de 50 pero no llegaban a sesenta. Era gracioso escucharlos hablar, pues los hombres tendemos a contarnos mentiras y exageraciones, cuando estamos hablando de mujeres, aventuras y fantasías, jajajaja. De hecho fuímos a comer y el gallito terminó con el teléfono de una senior citizen que estaban en el lugar, aunque ninguna habalaba inglés.

Alecksya dijo...

Aaaa con razon! ! !

Los gringos aca son bien locos y en su mayoria apestosos. jajajajajaja

NoC3k dijo...

¡Apestosos!

Jajaja...

C dijo...

¿Sera que no se bañan?; debe ser que no estan acostumbrados al calor. jajaja