sábado, septiembre 08, 2007

En todos lados se cuecen habas

y Seul, Corea no iba a ser la excepción. Normalmente no hablo de crimenes o situaciones de peligro, pues con la alta criminalidad que azota Puerto Rico, es razón suficiente, para saber que de cualquier malla sale una rata. Y mira que he presenciado unos cuantos crímenes, por estar en el lugar y momento equivocado! La verdad es que en PR muchos hemos pasado por esa traumática experiencia. Gracias a Dios o a la suerte que todavía existo para contarlo.

Hace unos dias leí una noticia en el periodico local, sobre tres asesinos confesos, que secuestraron, violaron y mataron por estrangulamiento a dos mujeres jovenes (aunque son sopechosos de tres). Uno de ellos, disfrazado de taxista, las recogió cerca del área de Hongdae, una zona universitaria, en la cual diariamente hay unos miles de estudiantes, pasando un buen rato como hace todo universitario que le gusta la joda. Los otros dos criminales los siguieron en otro vehiculo hasta las afueras de Seul, en donde cometieron los horrendos crímenes. Para abonar al grado de insensibilidad de estos malnacidos, quiero decir hideputas, fue la alegada razón de sus actos. La intención era reunir 30 mil dólares, mediante los secuestros y asi poder abrir un restaurante. Ese dia las víctimas cargaban con sólo mil dólares. Los hideputas (y que perdonen las prostitutas decentes) no se conformaron con robarles, sino que tenian que matarlas.


Yo no conozco el sistema penal de estos lares, ni cómo son los procesos de investigación de crimenes y sospechosos, pero según pude apreciar en la foto del periódico, al parecer, al victimario le habian dao' de arroz y de masa. Me dijeron que aquí no hay pena de muerte, pero si cadena perpetua. Contrario a China que si robas, vas para chirola y te anotan en una lista de donadores voluntarios de órganos o por razónes de deshonor a su familia, la persona se quita la vida. Eso me lo comentaron cuando estaba en Beijing, al presenciar un robo en un mercado, por lo que no se si es cierto.

Bueno en fin, es lamentable que una sociedad que aspira a convertirse en una potencia económica y tecnológica, tenga algunos miembros tan despreciables, aunque aclaro esa condición se repite solamente en humanos y en cualquier parte del globo. De ser cierto que fueron ellos los que cometieron los crimenes, pues a bofeta limpia cualquiera dice sí, espero que sean condenados al Hades y que cuando mueran, sus almas nunca descansen en Paz.


También pienso en las víctimas y en la pena de sus familiares. Trato de imaginar esos momentos de miedo y dolor, debieron haber sido horribles. Sólo espero que Dios, Buda o lo que exista en el mundo de lo imperceptible, hayan acogido sus almas y les hayan devuelto la paz que le arrebataron sin pedir permiso.

También, pueden leer la noticia en un periodico independiente de las Fuerzas Armadas: Stars and Tripes

9 comentarios:

Isabel Batteria dijo...

Y lo primero que pienso es: "Dito, querían abrir un restaurante."

Ok, en serio. No.

C dijo...

Es que el motivo del crimen fue tan absurdo.

Daniel de Witt dijo...

En Latinoamérica estamos ya acostumbrados a estas cosas. Aquí son relativamente frecuentes casos de asesinatos por un par de zapatillas, por monedas o por una bicicleta.
Si fuera un caso o dos, habría que hablar de sujetos malnacidos, perturbados, etc.
Pero cuando estos hechos se repiten, como está sucediendo en casi todo el mundo, habría que comenzar a pensar si no hay algo más profundo que falla, a nivel de la sociedad en general.
Yo creo que en cualquier sociedad en la que exista la competencia económica como el motor del ascenso social y donde el "tener" sea más importante que el "ser", pasarán estas cosas. Son como "el impuesto al capitalismo".
Ojo, eso no justifica a estos tipos, que ojalá se pudran en la cárcel. Simplemente trato de ver un poco más allá.
Un abrazo.

C dijo...

daniel de witt,

coincido contigo, es una cuestión de falta de moral, darle prioridad a unos valores equivocados, como la competencia por ser más que los demás, pensar solo en uno. Junto a los mensaje equivocados que nos mandan los gobiernos - "Si tenemos más somos mejores" Es lamentable todo esto, pues se repite en todo el globo.

ale dijo...

Hola,

Gracias por pasar por Kinshasa :)

Leyendo el primer párrafo pensé "uf Puerto Rico suena a Guatemala". ¡Qué paranoia la que vivimos!! En Guate los índices de violencia están casi como durante la guerra, lo único es que ahora no sabemos quién contra quién :(

Como bien dijeron tú y Daniel, hay que preguntarse qué motiva a dar tan poco valor a la vida de los demás y tanto a los bienes materiales. Además, ¿de dónde viene tanta agresividad?¿Siempre fuimos así los hunanos?

Hay un historiador Guatemalteco que se ha dedicado a estudiar la violencia y el crimen en la época colonial. Según lo que me ha contado, al menos los chapines siempre fuimos bastante agresivos. Tal vez ahora por ser más se ve más.

Saludos
A.

C dijo...

Saludos ale;

Definitivamente las políticas económicas y sociaes que oprimen y excluyen a la mayoría, me parece que se convierten en detonates de conductas violentas, como estas y la que sufren nuestros respectivos países. Siemre existe la posibilidad de que se logre un cambio; pero qué gobierno quiere tomar el toro por los cuernos?

Gracias por la visita, y espero que continues contando tu experiencia en el Congo.

La Filistea dijo...

¡Nota para lo increíble!

Las preguntas abundan, y como decían allá arriba, en Guatemala estamos tan acostumbrados a presenciar (sino es que por la providencia nos escapamos) cualquier tipo de crimen.

Yo también supe de lo de China, pero a veces a ese extremo se llega para tratar de erradicar aunque sea en un pequeño porcentaje la violencia.

Saludos. :)

Wilfredo dijo...

Ave Maria... pero que bien se ven esas empanadillas...

C dijo...

wilfredo

y si es con un café negro y plantillas Goya, tiene que ser bueno. Me quedaron de película y si use plantillas Goya.