lunes, septiembre 01, 2008

De esos dias del trabajo...

My friend hace un tiempo nuestras vidas, mejor dicho la mía esta más ocupada de lo normal, contrario a mi esposa, que sus dias son mas suaves y lentos que un dia de año nuevo a las 8:00 de la mañana.

Largas hora de trabajo y poco tiempo para la joda. Y cuando hablo de tal diversión, puede ser algo tan simple como tomar el tren y perderme por las ventas. Caminar por mercados, palacios o simplemente pasar largas horas tomándome dos o tres cafecitos expresos.

Para completar la jornada del aburrimiento, teniamos planificados un corto viaje a Vietnam, Cambodia o de vuelta a Tailandia, pero cuando visitamos la agencia de viajes, notamos que todo habia subido de $200.00 a $ 400.00. La agente nos dijo que entre el costo del combustible, la temporada alta y las benditas olimpiadas todo esta caro y subiendo de precios. Ella misma nos recomendó esperar luego de octubre hasta que todo se normalice. Cosas extrañas, pues con el frio que se avecina para esa fecha, pensé que la gente viaja a esos lugares con mayor frecuencia por ser más calientes. Asi que a esperar y a guardar dinero.

Bueno, como ya tenia los dias
de vacaciones pedidos decidí tomarlos, pero pa' joder la cosa, esta vez si voy a tener que descansar obligatoriamente. Hace unas semanas me comenzó un dolor de muelas que me tenia loco. Yo pensaba que era otro ataque de migraña y lo deje asi. Ya el pasado fin de semana no aguanté la penitencia del opus dei y conseguí ir a un dentista que me recomendaron. El tipo, un taco, me abrio la boca y me dijo que el diente tenia mucho coraje. Me hizo las preguntas de rigor, blah, blah, blah y aunque lo primero que le dije fue a lo que soy alérgico, receto un derivado de mi pesadilla. Como la receta estaba escrita en hangul mal, me las tome de lo mas tranquilo. Tome mi bolso ( ya adopté la costumbre de usar las carteras de mi esposa) y me fui para regresar el próximo dia. No paso media hora cunado senti un picor en los ojos. Cuando me vi en el espejo ya tenia la cara como si hubiese estado recibiendo bofetas el dia completo. Asi que corrimos para emergencias y luego de esperar una hora, me recetaron tantas medicinas que al dia de hoy me mantienen en un viaje interplanetario. Asi que imagino que voy a pasar estos dias en los brazos de morfeo en vez de unas mini vacaciones.

Lo mas gracioso de todo es que el medico gringo que me atendió en el hospital de la base, sacaba la lenguita cada dos palabras. Mi esposa y yo no lo mirabamos para evitar reirnos. Tenia cara de loquito y no paraba de hablar. Cada vez que se iba, volvia y abría la cortina del cuarto, me decia un comentario, hacia el aguaje para irse y regresaba a decirme otro comentario chistoso pero pisaito con la lenguita por fuera. El doño se quedo el doctor lenguita. Aun asi me pidió el telefono del dentista para atenderse con él.
Conseguir un dentista coreano ( mi odontólogo en PR, me dijo que son los mejores del mundo) que hable un inglés claro es un premio. En las cuestiones médicas es mejor poder comunicarse lo mas claramente posible. Y el mio aunque casi me mata, voy con todo la confianza del mundo. Además los precios son bien baratos comparado con los precios de la isla o cualquier dentista en EEUU. Imagino a lenguita visitándolo y haciendole chistes vaqueros.

4 comentarios:

Luis Ponce Ruiz dijo...

Ja, ja, ja. C, no me río de tus malestares sino de las pequeñas coincidencias, de los dientes y los viajes.

Resulta que mientras estuve en China, me empezó a molestar un premolar. Pensé que solo era pasajero o que se había vuelto sensible.

Llegué a Puerto Rico y rápido me fui a chequear con la dentista ya que mi avión hacia Suramérica (esto ha sido un maratón de viajes, pero qué rico) se iba ese mismo día y bueno, cuál fue la conclusión? Qué me dijo la doctora luego de cuidarme tanto en China, sin nunca haber tenido que tomarme una Immodium, ni nada... toma! lo que tenía era una carie. Sí, tenía porque ya aquí en Buenos Aires me la limpiaron, me rajaron el diente y pues, estoy esperando mi corona.

Al final creo que fue un castigo por ser tan comelón...(btw, me volví loco con el stonepot de los coreanos y con el kimchi, bueno, desarrollé una relación distante).

Saludos desde La tribu.

C dijo...

Ahh, vamos a ser reyes pues ambos seremos cornados. Si el Dolsot bibimbap y el kimchi son sabrosos y adictivos..EN China esta el Korean Wave, por eso las comidas.

Alecksya dijo...

Pobre mi C, ya te imagino con la carita roja, pero de risa por el Dr lenguita, ya te mejoraste o todavia sigues en cama?

Pues nada, que sigas mejor y tomate el trabajo un poco suave, y como dicen, el trabajo es sagrado NO LO TOQUES!!!!

Abacho, becho y apapacho..

C dijo...

Alecksia,

Ya todo bien y corriendo por ahí. Tuvimos que aguantar la risa.

Un abrazote